miércoles, 2 de marzo de 2011

Se acabó.

Dos palabras que significan multitud de cosas.
Normalmente, cuando se pronuncian, ríos de lágrimas recorren las mejillas de alguna de las personas implicadas. Sobretodo, cuando ha sido todo repentino, sin más. Saben que se quieren pero no, no pueden seguir adelante, ¿Porqué? Ni idea, quién sabe... Sólo uno de ellos; el que las pronunció.
Muchas veces no encuentras el porqué de las cosas, suceden por sí solas, sin explicación aunque... a veces.. ¿Es lo mejor?
No, yo creo que no.

No hay comentarios:

Publicar un comentario